Pudú, el más pequeño de los ciervos de Chile

Fuente: Ministerio del Medio Ambiente

El pudú es el más pequeño de los ciervos de Chile, además de ser uno de los más pequeños del mundo, no supera los 40 centímetros de altura a la cruz, llegando a pesar solo 10 kilos. Posee un pelaje grueso y denso de color café rojizo oscuro. Al nacer, los cervatillos poseen rayas y manchas blanquecinas, las que sirven para ocultarse en el follaje y que desaparecen gradualmente hasta los tres meses de edad. Los machos en tanto desarrollan pequeñas cornamentas no ramificadas de hasta 10 centímetros de largo. El pudú se caracteriza por ser un animal tímido, que se oculta entre la vegetación y que vive de forma solitaria o grupos pequeños, aunque es común encontrarlo en parejas.

El pudú habita en lugares con abundante vegetación tanto en Argentina como en Chile, en el primero es posible encontrarlo desde Neuquén hasta la zona norte del Chubut, en tanto que en Chile vive en sectores cordilleranos y precordilleranos de Los Andes y La Costa, desde Curicó en el norte hasta Aysén en el sur, sin embargo es más común encontrarlos en las regiones del Biobío, la Araucanía y Los Lagos, incluyendo el Archipiélago de Chiloé.

Las principales amenazas a las que se ha visto enfrentado este pequeño animal tienen relación con la caza ilegal para el consumo de carne, depredación por parte de perros salvajes y la pérdida de hábitat a causa de diversas actividades humanas como la tala de bosque nativo y los incendios forestales. Dentro del marco del Reglamento para la Clasificación de Especies Silvestres, el pudú fue clasificado en la Categoría Vulnerable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *