Barrio Inglés, un imperdible de Coquimbo

A un costado de la zona céntrica de la ciudad de Coquimbo, entre la calle Aldunate entre Benavente y Sierra, en el norte de Chile, existe un lugar que destaca como una importante zona turística, gastronómica y patrimonial, es el Barrio Inglés, un imperdible para quienes visitan la zona.

Calles adoquinadas y antiguas casonas construidas de pino oregón, en las que sobresalen algunos balcones, además de fachadas pintadas principalmente en tonos pasteles, forman parte esencial del Barrio Inglés y son su sello característico.

Durante el día se pueden visitar tiendas de artesanía, repostería y cafeterías, en tanto que durante la noche son los restaurantes y pubs los que se roban el protagonismo, convirtiéndose en un verdadero epicentro de la vida bohemia de Coquimbo.

La historia del Barrio Inglés se remonta al siglo XIX, época en la cual se produjo la revolución de la industria minera en la región de Coquimbo, momento en que se impulsó el crecimiento de la población y la urbanización de la ciudad, consolidándose como centro urbano.

Los arquitectos encargados de la construcción de la mayor parte del Barrio Inglés fueron los británicos Robert Owen y Joseph Bradford, quienes construyeron casonas de dos y tres pisos, siguiendo el estilo de la época. Posteriormente a este barrio llegaron extranjeros provenientes principalmente de Europa, debido al idioma que hablaban la mayoría de ellos, el barrio pasó a ser conocido como “Barrio Inglés”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *