Áreas marinas protegidas en Chile

Chile cuenta en su territorio con el parque marino más grande del Pacífico Sur. Dentro de la protección de áreas marinas existen distintos tipos y niveles, los que día a día adquieren mayor relevancia en la preservación de los ecosistemas marinos del mundo, los que sufren ante el deterioro ocasionado por múltiples factores.

Las Áreas Marinas Protegidas (AMP) son establecidas con el fin de proteger y preservar zonas de importancia biológica que se encuentren amenazadas. Existen distintos tipos y niveles de figuras de protección, en Chile se encuentran presentes las Reservas Marinas que resguardan los recursos marinos con el objetivo de proteger zonas de reproducción de ciertas especies, las Áreas Marinas Costeras Protegida de Múltiples Usos (AMCP-MU) que junto con resguardar los hábitats de las especies permiten explotarlos de forma sustentable y los Parques Marinos, el nivel más restrictivo y donde la protección es completa, pues determinan áreas cerradas a cualquier actividad con excepción de aquellas autorizadas con fines de observación, estudio o investigación. A las anteriores se suma también la categoría de Santuario de la Naturaleza, que si bien no es restrictivo a áreas marinas, pues también puede referirse a hábitats terrestres, ofrece posibilidades especiales para estudios e investigaciones geológicas, paleontológicas, zoológicas, botánicas o ecológicas.

Tras la creación de los nuevos parques marinos para Cabo de Hornos y Juan Fernández, las áreas marinas protegidas en Chile suman una superficie de más de un millón de kilómetros cuadrados, superando de esta forma el territorio de Chile continental.  Así Chile se convierte en el quinto país del mundo, solo tras Estados Unidos, Australia, Nueva Caledonia y Nueva Zelanda con mayor número de kilómetros cuadrados marinos protegidos en el mundo, esto de acuerdo al registro de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Una de las áreas marinas más conocidas en el último tiempo es el Parque Marino Nazca – Desventuradas, ubicado alrededor de las islas Félix y San Ambrosio y creado en 2016 que busca proteger una zona con características ecológicas únicas en el mundo, así como un alto nivel de endemismo.  Otra de ellas es la Reserva Marina Isla Choros – Damas ubicada en torno a las islas Choros y Damas en la región de Coquimbo y que fue creada en el año 2005 con el objetivo de proteger recursos pesqueros y especies como el pingüino de  Humboldt, el chungungo y el delfín nariz de botella.

Hasta el momento el área marina protegida más grande de Chile la comprende el Parque Marino Mar de Juan Fernández que cuenta con una superficie total de 450.000 km2 y es considerado como uno de los 11 sitios prioritarios para la conservación marina a nivel mundial, esto dado sus altos niveles de endemismo, en sus aguas destaca la presencia de especies como el lobo marino de dos pelos, langosta de Juan Fernández, tortuga marina, entre otras.

Ahora solo nos queda cuidar de nuestro medioambiente, y trabajar en conjunto en la preservación de estas áreas marinas protegidas con el objetivo de crear otras y mantener las actuales para que futuras generaciones puedan disfrutar de ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *