Observatorio ALMA, una ventana al universo

En los últimos años Chile se ha convertido en uno de los países líderes en la astronomía. Las características climatológicas y geográficas del Desierto de Atacama en el norte de Chile, aseguran cielos limpios y despejados, lo que sumado a la altitud que alcanza en esta zona del país la cordillera de los Andes, convierten a Chile en el lugar ideal para la instalación de observatorios astronómicos que permitan descubrir nuevos objetos y observar el universo.

Uno de estos observatorios es ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array), uno de los mayores proyectos astronómicos del mundo, el que se encuentra ubicado en el Llano de Chajnantor en la región de Antofagasta a más de 5.000 metros sobre el nivel del mar. Es tanta la transparencia de los cielos del norte de Chile y la potencia de las antenas y equipo utilizado en ALMA que el poder de resolución de las imágenes captadas por el observatorio ha superado incluso la del telescopio espacio Hubble.

Cielo observado desde Observatorio ALMA.

ALMA es el radiotelescopio más grande del mundo existente hasta el momento, su creación se logró gracias al esfuerzo y gestión internacional entre Europa (ESO), Norteamérica (NRAO) y Asia del Este (NAOJ), quienes en conjunto a Chile colaboraron y trabajaron para la instalación de este observatorio.

El Observatorio ALMA se encuentra compuesto por 66 antenas de alta precisión, siendo su conjunto principal de 50 antenas de 12 metros de diámetro cada una, las que actúan de forma conjunta como un solo telescopio, de ahí el poder de observación y la calidad de las imágenes de ALMA.

Algunos de los descubrimientos más importantes realizados en ALMA durante el último año incluyen la observación del centro de la galaxia espiral M77 y la observación de la galaxia más lejana de la Tierra, conocida como A2744_YD4, y que se encuentra a 13.200 millones de años luz de nuestro planeta.

El Llano de Chajnantor, lugar en el que se encuentra ubicado ALMA, presenta un verdadero espectáculo de la naturaleza con los llamados “Penitentes de Chajnantor”, una curiosa formación de nieve que toma la forma de delgadas y altas cuchillas de hielo endurecido que están muy próximas entre sí.

ALMA cuenta con sus instalaciones abiertas para todos quienes deseen conocer el observatorio, las visitas son gratuitas y se realizan las mañanas de los días sábado y domingo previa inscripción y llenado del formulario existente en la página web del observatorio (VER AQUÍ).

Penitentes en Llano de Chajnantor.

Las personas que hayan realizado correctamente la inscripción podrán visitar el Sitio de Apoyo a las Operaciones de ALMA, el campamento donde trabaja el personal lugar en el cual se puede observar la sala de control  y laboratorios. Las visitas al llano de Chajnantor, lugar en el que se encuentran ubicadas las antenas no se encuentran autorizadas, esto debido principalmente a la altitud a la cual se encuentran (superan los 5.000 metros sobre el nivel del mar). Para que no existan problemas los visitantes deben asegurarse de tener su cédula de identidad.

El transporte de las visitas a las instalaciones de ALMA se realiza mediante un bus que brinda el observatorio, el cual parte los días de visita (sábado y domingo) a las 9 de la mañana desde calle Tumisa casi esquina Avenida Pedro de Valdivia en San Pedro de Atacama, para volver cerca de las 13:00 horas.

Un comentario sobre “Observatorio ALMA, una ventana al universo

  • el 19 marzo, 2018 a las 11:49
    Permalink

    El norte de Chile tiene cielos maravillosos ideales para observar el universo, son como bien señalan en el artículo una verdadera ventana al universo.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *