Lagunas escondidas de Baltinache, magia en medio del desierto

A tan solo pocos kilómetros de San Pedro de Atacama en el norte de Chile existen siete lagunas en medio del desierto que sorprende a quienes las visitan con sus aguas cristalinas y alta salinidad, similar a la laguna Cejar.

Lo que más asombra a quienes visitan el lugar es el color turquesa transparente de sus aguas el que contrasta con un blanco impoluto al fondo de ellas, producto de la sal.

El alto nivel de salinidad de las aguas, permite al igual que en la laguna Cejar, que el cuerpo flote sin mayores problemas, aunque es importante mencionar que bañarse solo se encuentra permitido en la primera y última laguna. El sector cuenta con duchas para quienes se bañen puedan quitarse la sal del cuerpo.

Para llegar a este hermoso lugar se debe tomar la ruta que une San Pedro de Atacama con Calama y estar atento al camino, pues luego de pasar el denominado “llano de la desesperanza” existe un pequeño letrero que señala el camino hacia las lagunas de Baltinache, es importante mencionar que estos cerca de 45 kilómetros de trayecto no se encuentran pavimentados.

Si bien se pueden visitar de forma particular, también existen empresas que ofrecen tours hasta el lugar, una de ellas es Denomades cuyo valor por persona es de $19.000 e incluye transporte y guía bilingüe. Otra de las empresas que ofrece este servicio es San Pedro de Atacama es Juriques Tour, donde por $15.000 se puede llegar a este mágico lugar.

Un imperdible si se visitan las lagunas es quedarse para observar el atardecer, momento en el cual el paisaje se tiñe de tonos rojizos entregando una postal realmente conmovedora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *