Parque Metropolitano, el pulmón verde de Santiago

Conocido como Tupahue por los indígenas que habitaban la zona previa a la llegada de los españoles, el cerro San Cristóbal siempre ha sido un importante punto de referencia geográfico del área metropolitana.

Fue con la fundación de Santiago en 1512 que se le bautizó oficialmente como cerro San Cristóbal, en honor al santo patrono español que presta ayuda a los viajeros. Si bien es el más conocido, no solo el cerro San Cristóbal compone el Parque Metropolitano de Santiago pues este espacio urbano se encuentra conformado por los cerros San Cristóbal, Chacarillas y Los Gemelos, además de los sectores Tupahue, Lo Saldés y Pirámide.

Con cerca de 722 hectáreas el Parque Metropolitano de Santiago es uno de los parques urbanos más extensos de Chile. Debido a su amplia superficie, abarca espacios de cuatro comunas, estas son Huechuraba, Providencia, Recoleta y Vitacura.

La historia del parque se remonta a 1902, año en el que el San Cristóbal comenzó a ser utilizado, con la instalación del Observatorio Astronómico Mills, actualmente conocido como Manuel Foster. Sin embargo, el parque como lo conocemos en la actualidad es obra del trabajo realizado por el Intendente Alberto Mackenna Subercaseaux, quien en 1921 empezó con los trabajos de forestación del parque, lugar en el cual se plantaron aromos, pinos y otras especies.

El Parque Metropolitano cuenta entre sus atractivos con un zoológico, complejo de piscinas, jardín botánico, zonas de picnic, teleférico, funicular y áreas verdes. Además en su cumbre, a cerca de 860 metros de altura, se encuentra una imagen de la Virgen de la Inmaculada Concepción.

El Parque Metropolitano de Santiago se encuentra abierto durante todos los días del año, incluso días festivos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *