La imponente belleza de Cerro Castillo en Aysén

A 64 kilómetros de la ciudad de Coyhaique se encuentra el majestuoso Cerro Castillo, que con 2.675 metros de altura atrae las miradas de cientos de turistas que visitan la región, cuya belleza es habitualmente comparada con la de Torres del Paine.

La Reserva Nacional Cerro Castillo se distribuye entre las comunas de Coyhaique y Río Ibáñez, y se puede acceder a ella a través de la Ruta 7 (Carretera Austral). La reserva fue creada en junio de 1970 y cuenta con una superficie de 138.164 hectáreas, con diversos senderos de excursión, permitiendo que los turistas puedan disfrutar de la maravillosa naturaleza que ofrece la región.

El trekking es una de las actividades más comunes en la reserva, con la opción de vivir una experiencia full day o aventurarse en un recorrido de 5 días, en los que se pueden recorrer alrededor de 45 kilómetros, encontrando diversas especies de flora y fauna nativa, entre ellos huemules, pumas, el zorro colorado, cóndores y otros.

En el parque existen 4 tramos estratégicos que merecen ser recorridos, ya que permiten abarcar sus principales atractivos, siendo la misión más importante llegar a la imponente cumbre del  Cerro Castillo. El primer tramo parte en el sector llamado Las Horquetas, desde el cual se recorren aproximadamente 15 kilómetros, entre ríos, praderas y bosques de lenga hasta llegar al valle de Río Turbio, aquí existe un camping con las comodidades necesarias para el descanso de los turistas. Desde este punto parte el segundo tramo, el cual contempla una caminata de 14 kilómetros, cuya duración aproximada es de unas 6 horas, hasta llegar al Paso Peñón, una vez allí es posible divisar a lo lejos la Laguna Cerro Castillo, además por el camino se pueden apreciar varias cascadas de hielo con una belleza única, este tramo finaliza en el camping La Tetera.

Laguna Cerro Castillo.

Durante el tercer tramo se recorren 11 kilómetros, el trayecto contempla la visita a la hermosa Laguna Cerro Castillo, ubicada en la base de la cumbre del mismo nombre, convirtiéndose en uno de los puntos más álgidos del recorrido, con una impresionante panorámica del monte más icónico de la región, puesto que la zona no es apta para acampar, el recorrido se debe continuar descendiendo por el Valle del Estero Parada hasta el Camping Neozelandés, en donde se puede descansar.

Reserva Nacional Cerro Castillo | Foto Open Patagonia

Finalmente, el cuarto y último tramo contempla una ruta de 13 kilómetros, con un tiempo estimado de 5 horas, es el trayecto más fácil de todo el recorrido, a partir del camping se baja a los valles, hasta encontrar el camino vehícular, que permite llegar a Villa Cerro Castillo. Cabe destacar que la mayor parte de los tramos de esta travesía demandan buen estado físico, ya que se realizan largas jornadas de caminatas entre caminos rocosos y empinados, lo que puede resultar un poco extenuante, sin embargo la belleza escénica de la que se puede disfrutar hace que todo esfuerzo sea recompensado en esta experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *