Parque Nacional Conguillío, rincón de la Araucanía

Ubicado en la zona precordillerana de la región de la Araucanía, al sur de Chile, el Parque Nacional Conguillío sorprende a quienes lo visitan por la belleza de sus paisajes. De hecho la cadena BBC denominó a este parque como uno de los últimos refugios del mundo en preservar el paisaje donde vivieron los dinosaurios.

Su nombre proviene del mapudungún “Ko – nquilliu”que se traduce como “piñones en el agua” o “entre piñones”, haciendo clara referencia a la abundancia de araucarias y lagos que existe en el Parque Nacional Conguillío.

Camino al refugio del volcán Llaima en Parque Nacional Conguillío

En una superficie superior a las 60.000 hectáreas, Conguillío destaca por la protección de especies de fauna como la guiña, el cisne cuello negro y el sapo de papilas, en tanto que en la flora se encuentran protegidas especies como el ciprés de cordillera, lleuque y araucarias, siendo esta última predominante en todo el paisaje del parque.

Conguillío cuenta entre sus servicios con áreas de picnic, zonas de camping y cabañas. Para quienes quieran disfrutar de la naturaleza no hay nada como internarse en los senderos del parque, pues la vida en el Conguillío se desarrolla entre bosques de araucarias y coihues milenarios. Los principales senderos del parque son Sierra Nevada, Pastos Blancos, Contrabandista y Las Vertientes.

Parque Nacional Conguillío

Entre sus mayores atractivos se encuentra la presencia del volcán Llaima que con más de 3.000 metros de altura es una de las postales indiscutidas del Conguillío. Uno de los imperdibles del Parque Nacional Conguillío, es la Laguna Arcoiris, cuyas cristalinas aguas de color verde intenso y profundo azul, enamoran a los turistas. Si bien no existe certeza de su origen, se cree que se debe a una erupción del volcán Llaima.

Uno de los sectores que más atrae a los turistas es la subida a la Sierra Nevada, una alta cordillera volcánica desde la cual se puede observar el comienzo del río Blanco, el lago Conguillío y el volcán Llaima, entregando una vista sin igual.

Laguna Arcoíris

Las tarifas de ingreso al parque dependen de la temporada, pues en temporada alta los valores fluctúan entre los $2.000 en el caso de menores de edad nacionales, adulto mayor y personas en situación de discapacidad, hasta los $6.000 para adultos extranjeros. En tanto, en temporada baja, los valores se reducen a la mitad de su precio en temporada alta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *