Frutillar, encanto a orillas del Llanquihue

A orillas del Lago Llanquihue y a unos 45 kilómetros al norte de Puerto Montt en la Región de Los Lagos, se ubica la bella localidad de Frutillar, la zona ofrece un escenario urbano que envuelve a sus visitantes rodeado de hermosas panorámicas en las que el lago y los volcanes son actores principales, transformándose en un destino para regresar una y otra vez.

La historia de Frutillar está marcada por la conquista de los españoles y la posterior colonización alemana. Fundada en 1856, bajo el mandato del entonces presidente de la república Manuel Montt, la historia cuenta que su nombre lo debe a la gran cantidad de fresas silvestres que se podían encontrar en los bosques y praderas de esta zona.

En Frutillar son muchas las actividades que permiten disfrutar de las tradiciones y el privilegiado entorno natural que le rodea, al recorrer sus calles es posible apreciar la importante influencia alemana del lugar, lo que queda claramente reflejado en el estilo arquitectónico de sus casas, las que resaltan su belleza con cuidados jardines y calles.

Un sitio imperdible para quienes visitan esta localidad es el Museo Colonial Alemán, fundado en 1981 como un proyecto conjunto entre la Municipalidad, la Embajada Alemana y la Universidad Austral de Chile, se emplaza en un parque de imponente belleza entre jardines y añosos árboles nativos. El museo rescata como era el sistema de vida para los primeros colonos, en donde se puede contemplar mobiliario y maquinarias de la época, en este parque también se encuentran la Casa del Molino, la Casa del Herrero, la Casona, el Campanario y el Cementerio. Otra opción es visitar la Reserva Forestal Edmundo Winkler o Bosque del Recuerdo, un proyecto impulsado por la Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad de Chile en el sector de Frutillar Bajo, con el fin de proteger las especies nativas que lo componen.

También se puede disfrutar de su hermosa playa de aguas cristalinas, desde donde es posible apreciar el majestuoso volcán Osorno. Además la zona se encuentra rodeada de los volcanes Puntiagudo, Tronador y Calbuco, en la bahía del lago Llanquihue se puede visitar el famoso Teatro del Lago, un escenario que en temporada estival alberga uno de los eventos más importantes de la zona y de alto reconocimiento nacional como son las Semanas Musicales de Frutillar, reuniendo importantes artistas y orquestas de primer nivel del contexto nacional e internacional.

La indiscutible belleza de este poblado se ve reforzada por su rica gastronomía, ningún viajero debe dejar de probar el tradicional kuchen que es ofrecido en cada tetería o cafetería de la ciudad, entre otras tartas, strudel y tortas que son la especialidad de su cocina que mezcla la cultura gastronómica alemana y chilena. Como dato para aquellos viajeros que deseen visitar Frutillar, en la calle Philippi se puede encontrar una gran oferta de restaurantes, cafeterías, salones de té y emporios en donde es posible disfrutar de la buena mesa sureña.

3 comentarios sobre “Frutillar, encanto a orillas del Llanquihue

  • el 1 abril, 2018 a las 11:08
    Permalink

    Yo con mi esposa viajaremos en mayo próximo a la ciudad de Frutillar, estaremos varios días en el complejo de la cc los Andes,y leyendo esta historia pensamos visitar esos lugares si es q nos alcanza el tiempo, gracias por la informscion

    Respuesta
    • el 1 abril, 2018 a las 11:12
      Permalink

      Conocemos de momento ese lugar por un tiempo reducido,por eso es ahora.mi comentario,por más días.

      Respuesta
    • el 2 abril, 2018 a las 10:53
      Permalink

      Esperaremos conocer su experiencia.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *